Masaje PREM

Prem es una palabra sánscrita que significa Amor.

El masaje PREM se realiza de tal forma que quien lo hace lo ha de disfrutar con plena conciencia y en el “aquí y ahora”, moviéndose íntegramente con todo el cuerpo, jugando, bailando con los movimientos, para un mayor disfrute personal, y como consecuencia, el que lo recibe lo disfruta multiplicado, ya que le transmitimos toda la plenitud de nuestra presencia.

Es fundamental no predisponerse a obtener resultados, no hay que pensar. Sí hay que conectarse plenamente con nuestro SER, descargando todas las tensiones y disfrutando del movimiento.

El masaje empieza desde el Tantien o Hara del paciente y tiene como objetivos volver a recargar y distribuir la energía del paciente a través de todo el cuerpo, desde el centro hacia las extremidades.

La armonía de los gestos del terapeuta transmite al paciente una sensación de unidad interna entre cuerpo y mente, permitiendo que su sistema nervioso se relaje y que las emociones que producen estrés y tensiones se liberen. Esta relajación profunda tiene unos resultados estéticos inmediatos: los rasgos de la cara se distienden, la piel se ilumina y surge la auténtica belleza de nuestro interior.

 

Beneficios del Masaje PREM

  • Profunda relajación, actuando con eficacia sobre tensiones musculares.
  • Liberación del estrés.
  • Mejora el drenaje de fluidos (linfa, sangre).
  • Armoniza estados depresivos.
  • Actúa eficazmente contra el insomnio.
  • Ayuda a desbloquear los canales energéticos (meridianos).