Masaje Descontracturante

Centro IndigoUn masaje descontracturante es un masaje descontracturante.

En Centro Indigo, no.

Un masaje descontracturante duele muchísimo, te hace polvo el músculo.

En Centro Indigo, no.

La semana siguiente, estás igual y necesitas otro y otro y otro… otra vez cada semana.

En Centro Indigo, no.

Porque en Centro Indigo, intentaremos encontrar la raíz de lo que causa tu tensión. Si bien el tejido muscular es el lugar donde el cuerpo almacena las tensiones nerviosas que vamos sumando a lo largo del día, si no se relaja primero el cuerpo completo, no servirá de nada pelearse con los músculos que ya tienen bastante con lo que llevan encima.

Muchos de los masajes desconctracturantes que se reciben hoy en día, se parecen más a una paliza que te van dando que a un masaje realmente terapéutico. El masajista se pelea energéticamente con tus pobres músculos ya tensionados, sudando la gota gorda hasta que consigue que tus músculos se rindan ante su ataque ofensivo. Tú eres un sujeto pasivo y tu única escapatoria es rendirte y desaparecer frente a las fuerzas que despliega sobre ti tu masajista. En nuestro centro, en ningún momento serás un sujeto pasivo sino que pediremos tu participación activa y consciente a la hora de descargar todo este peso que carga tu propio cuerpo. Nuestro papel será sólo de facilitarte el ambiente, la atmósfera y el apoyo necesario para que puedas descargar las tensiones y lo harás con tranquilidad, serenidad, dejando tu cuerpo en su estado natural de salud.

La experiencia que tendrás con nosotros durante un masaje descontracturante será agradable y liberadora. En vez de quitarte nada (¿quiénes somos para quitarte nada?), saldrás de nuestro centro habiendo recuperado más espacio dentro de tu cuerpo. Será una experiencia enriquecedora para ti. Normalmente, hasta puede que tomes conciencia de formas erróneas de comportarte en la vida y de qué manera este comportamiento te perjudica. Por lo que te será muy fácil hacer los cambios positivos necesarios para que los efectos del masaje sean duraderos y conseguir una verdadera y significativa mejoría en tu calidad de vida.

Como en todas las terapias y masajes del Centro Indigo, saldrás con el cuerpo relajado, libre de tensiones, tanto físicas como mentales o emocionales.

Dicen que si no superas un trauma en las setenta y dos horas después de haberlo vivido, no desaparece en la nada, sino que se va almacenando en algún lugar de tu cuerpo, lo que provoca envejecimiento prematuro, y a la larga todo tipo de dolores y enfermedades. Tu cuerpo va compactando esas vivencias sin resolver, hasta niveles cada vez más profundos de tu mismo cuerpo. Los músculos son el nivel más superficial. Incluso, los huesos podrían contener recuerdos más antiguos de tu historia personal.

Recibir masajes descontracturantes de manera regular te permitirá descargar las tensiones, sobre todo nerviosas, mientras todavía están recientes, lo que podrá a largo plazo ayudar a prevenir la aparición de enfermedades o problemas más graves.

“Primum non nocere”  –  Hipócrates